El porqué de los Cafés…

Tomémonos un cafecito…

Dijo el Dito cuando chico,cuando hacía magia y actuaciones desde la puerta de la pieza del fondo.

Que tiempos esos de niños, de colas de latarjijas en cajas que se convertirían en culebras.

Esos soles sobre los árboles llenos de guindas rojas y frescas.

Esas competencias en la piscina y vuelta al parque. Que deportistas eran esos niños, que somos nosotros ahora en la niñez de los viejos que viven a concho hasta el último aliento.