El fin siempre es el comienzo de algo…

Este algo es esto, simple y certero. Con los ojos bien despiertos y los dedos muy atentos. A veces es fácil encontrar la frecuencia que nos aproxima una temporada de aciertos…