Vientos

Aun puedo funcionar sin internet, aun me queda espacio en mi disco para brotar las palabras ocultas, las que se alejan y quedan en recuerdos pasmados de alegria que fingen una cadencia de tonos, hacia lo maravilloso de juntar a estas traviesas, en un juego, en un sin fin de imaginaciones que nos hacen soñar, comer y dormir como niños en cuentos de fabulas y recuerdos lindos de esos de padres y madres amorosas que los cobijan en su seguridades eternas.

Ya la memoria trasciende el infinito y se vuelca hacia lo perecedero, de estar vivos. Ya sea por una minuscula capsula de tiempo o por un motivo tal de esos que vagaban en mentes despiertas e inquietas por saber algo mas, por saber que ya no hay mucho que tener, ya no hay mucho que detener, que fluyan las lineas eternas y sabias.

Ansioso por arar la tierra y sembrar aun mas en el campo de la informacion, de esa diosa a la cual en estos tiempos hacemos pleitecia por algo mejor. Por intentar vertir en el mar de las emociones, pensamientos inciertos que atañen solo a algunos que esta mas alla de los limites, mas a dentro de sus propios sueños rebotan mas y mas palabras como atonitas de destellos.

Como luchar con los caballos de las emociones y la mente que tiran de este enorme carro que no pretende detenerse viajando sin parar por los confines del cosmos.

elplaneta.cl@gmail.com