Emerge el Volcan

Desde lo profundo de su adentro, la tierra como fanatica quiere tocar, con sus vocanadas de liquido ardiente, en la cima de las montañas. Ya no es algo etereo, sino algo solido que se plazma en las paredes, que penetra las pieles deseosas de vibrar por un momento. Basta un pelo que se levante, para que el sonido romantico, intervenga en nuestras vidas. Como sutil, como entregado a esa subleme frgancia de vibraciones quietas y tiernas que suenan, en recuerdos vivos. De esos que te atrapan y no dejan huella.

Sigamos entonces en este trance, Que no para y no lo hara. Que pretenciones aquellas, que pensamientos mas tiernos, mas entregados a los arboles, las marapisosas y los caracoles.