Jueves de Tertulia en Trance

Nadie dijo, nada. Todos sabian lo que hacer. La mar estaba llena de emociones directas, que prendieron los fuego del espiritu.

Borbotando, como perpetuos, en tonadas mundanas y simples. Llenas de aloica Tranquilidad que alivianaba nuestras tensiones y nos sumergia en un Trance atonito y directo. La valvula se destapo y salieron nuestros cuerpos volatiles, haciendo muecas de total humildad.

La musica se acaparo del ambiente y los dedos, las manos, los ojos. No paraban de moverse al ritmo constante y alocado de esos seres poseidos por algo mayor, que no se llama dios, ni buda ni otro que se asemeje.

La energia estaba buena, se navegaba la nota y los tulipes saltaban y bailaban a ese son.

 

 

No se lo que paso…!!!

Sin embargo paso..

Jamas tildare las palabras expresadas con la guata. Jamas lo haria. Como atreverme a obligar al lector acentuar las palabras. No eso imposible. Jamas lo haria…

Y asi, la historia continua, unas en verso otras en lienzo. Otras tranquilas como el viento. La inspiracion es divina, la accion es lo mortal. Si lo que mata y transforma , donde  la construccion y destruccion unisonas son la fuerza. Seriamos como naufragos en una tormenta, como eternos buscadores de verdades ya pasadas, agotadas por tipos curiosos que pretenden la sabiduria.

Sin la musica, no entenderiamos nada. Sin cantar o abrazarnos que pasaria. Haca donde cojearia el barco de la imaginacion y sabiduria.

 

Emerge el Volcan

Desde lo profundo de su adentro, la tierra como fanatica quiere tocar, con sus vocanadas de liquido ardiente, en la cima de las montañas. Ya no es algo etereo, sino algo solido que se plazma en las paredes, que penetra las pieles deseosas de vibrar por un momento. Basta un pelo que se levante, para que el sonido romantico, intervenga en nuestras vidas. Como sutil, como entregado a esa subleme frgancia de vibraciones quietas y tiernas que suenan, en recuerdos vivos. De esos que te atrapan y no dejan huella.

Sigamos entonces en este trance, Que no para y no lo hara. Que pretenciones aquellas, que pensamientos mas tiernos, mas entregados a los arboles, las marapisosas y los caracoles.

 

Jueves de Tertulia Tenue

Fragantes fueron los momentos que de pronto saltaban, entre la fruta, entre el pan, entre el vino.

Sa solaparon las ideas, hubo observadores que miraban escenas desde otra dimension analoga, facil, sin entre lineas, sin dispersarce, moviendose como sigiloza entre lo de ahora y lo que era.

Se lograron los objetivos, la musica fluyo, las palabras salieron disparadas y los actos se perpetuaron. No muchos entendiron, sin embargo los momentos solicitaron de cordura y metraje de los sonidos que como escupidos salpicaban los sentimientos atolondrados que esperanzas arrojaban a los sigilosos y eternos vientos.