Edit ando Jazz en la Capilla

Editando Cuarta Sesion, Jazz en la Capilla Musical,

Sumidos en lo sublime de lo sonoro, en las diferencias de estilos, en los matices inciertos, que sonaban, como luciernagas vestidas de adas en el baile real.

Con mucha delicadeza fueron tratados los volumenes de cada instrumento, asi logrando una mezcla real y madura.

Las texturas inciertas de combinaciones extrañas, nos hace ver la madurez emocional de los seres que tocaron como poseidos por dioses ancestrales.

Seguimos navegando la insondable busqueda de lo que fue. Sin querer pretender nada, con lo simple y ordinario.

 

Felices por lo que fue el Sabado 5 de Noviembre

Se plasmo en la materia el evento soñado. Preparado por un puñado de seres, que juntaron a magos en una comunion musical, poética, visual.

La energía, hablo por si sola, las personas se sentaron a escuchar atentas y tranquilas las melodias que destellaban de ese humilde escenario.

Todos los piratas musicales, navegaron en las aguas puras de las emociones.

La fragancia de lo simple, florecio con el arte integrada de manera sutil y elegante.

Max Chap nos deslumbro con lo simple, aplicando  un tecnica mavillosa, de usar un cotidiano lapiz big para sus creaciones.

Su tecnica aborda a la tercera dimesion, pudiendo ver volumen y detalles sutiles que encienden la imaginacion.

El rinoceronte deslumbra con su textura que invita al movimiento y actitud encendida.

Juan Sebastian, nos maravillo con sus tonalidades acusticas, llevandonos a un viaje por caminos soñados, que entraron por nuestros oidos, para ser recordados en momentos eternos.

Disfrutamos de las letras, inteligentes y certeras que cayeron sobre nuestras mentes.

Francisco Saavedra trio, Nos dejo perplejos. Jamas imaginamos tanta energia y goce, de la expresion de sus espiritus. Los dioses se detuvieron a escuchar y las musas bailaron como en un sueño hecho realidad.

Sostendos en Do, nos dejo pensativos con su poetica profunda y certera, haciendonos viajar al abismo, a la calma en el vertigo. A las insodables experiencias que vibran como notas de colores, en palabras llenas de pequeñas realidades que se sumergen en lo cotidiano y fugaz de momentos sutiles y tiernos.